Limpiar tu auto, algunas recomendaciones.

367 0

Si usas tu auto con frecuencia, el polvo del camino, la ciudad llena de charcos y la contaminación ambiental de pronto notarás que está algo mugroso y hay que limpiar tu auto. Ir al lavado de autos tal vez no sea lo tuyo y prefieras hacer por tu propia cuenta la limpieza de tu auto. Tal vez hasta resulte una especie de terapia antiestrés limpiar metódicamente tu auto el fin de semana o cuando tengas tiempo.

Limpiar tu auto en 10 pasos.

Aquí te dejo una guía en 10 pasos para limpiar tu auto. Porque no es asunto de pasarle nada más un trapo mojado por encima o limpiarlo con el chorro de la manguera nomás.

1. Prepara lo necesario. Ni se te ocurra lavar el coche sin algo que lubrique, ya sea simple agua, cera en spray, o sencillo jabón. Estas sustancias levantan los contaminantes de la superficie. De esta forma, evitarás daños en la pintura de la carrocería y tener que pulir los arañazos por limpiarlo en seco.

Limpia tu aoto
Usa un cepillo para las llantas

2. Sé metódico. Sigue este un orden preciso: primero que nada las ruedas, luego la carrocería, siguiendo con el interior del auto y cristales. De otra forma, seguramente tendrás que lavar más de dos veces alguna parte. Limpiar primero las ruedas antes de mojar el resto del coche es para que no queden gotas de agua en ellas. Los cristales, déjalos para lo último, así evitarás que los manches mientras limpias el interior.

3. Limpieza por partes. Las ruedas sucias contienen polvo de los frenos que puede rayar la pintura. Lo mejor es que reserves una cubeta y un guante especial para ellas.

4. Recurre a una rejilla. Consigue una rejilla para cubeta, así evitarás que los guantes cojan la suciedad del fondo cada vez que enjuages y ensucien de nuevo cuando los uses.

5. Cada parte tiene su herramienta. Para las ruedas, hay unos cepillos redondos diseñados especialmente para limpiar las esquinas y rincones a los que uno normal no llegaría.

Limpìa tu auto
Hay que ser meticulozo con los interiores.

6. Microfibra, lo mejor. Se considera que las esponjas son lo mejor a la hora de limpiar el coche, pero lo mejor es usar una gamuza de microfibra que recoge y elimina la suciedad. Las más pesadas (300-400 g por metro cuadrado) son las más suaves y respetuosas con la pintura.

7. ¿El fin del agua? Parece que al tradicional lavado con agua le ha salido un competidor, ya que existen productos que te permiten limpiar el coche en seco. Se aplican sobre una toalla de microfibra limpia doblada en cuartos. Larry Kosilla, limpiador de coches en ‘Ammo NYC’, ha explicado como hacerlo de manera correcta: “Con un movimiento de pala y poca presión para que haya contacto y recoja la suciedad”.

8. Protege con cera. Aplica un ‘spray de cera’ o un repelente de agua sobre la carrocería cuando está aún húmeda y seca con una toalla, también húmeda. “La toalla de microfibra cogerá aquella suciedad que no se fue con el lavado y aplicará una capa de protección durante el secado”, ha añadido Kosilla.

9. Un soplo de aire. En los espejos, luces traseras y emblemas puedes dar aire con un secador de manera que el aire elimine  el agua atrapada en los distintos conductos.

10. Usa la aspiradora. Recurre a las distintas boquillas de la aspiradora para aspirar todos los apartados y conductos de ventilación en el interior de tu auto,  el polvo se mete donde menos te lo imaginas.




In this article

Join the Conversation