Los parásitos del Car Audio y cómo eliminarlos

17607 0

El parásito es esa conexión en las bocinas que hace “piiiiiiiiiiiiiii” y si aceleras, aumenta el volumen.

Podríamos decir que exísten  2 tipos de parásitos: los “normales” y los exageradamente fuertes, éste último tiene un sonido más grave e insoportable, ni siquiera te dejarían oir la música (esta es una división en 2 grupos personales, pero claro, teóricamente hay casos y casos).

Los parásitos “normales”: Estos son los más habituales, es el que se produce por la diferencia de potenciales entre la fuente principal y el amplificador, a éste le vamos a dar una muy fácil solución.

Los parásitos “muy fuertes”: Es ese ruido grave, que vibra muy fuerte, suele producirse por una mala toma de masa en el amplificador o una masa no bien sujeta, basta con buscar otro punto de masa y/o apretar bien la conexión.

Ahora pasemos a la eliminación de los parásitos “normales” que se puede hacer de una manera muy simple, los materiales que necesitaremos son los siguientes:

  1. Cable de la sección más pequeña que encontremos (con 20 cm es suficiente, si no te venden menos de 1 metro, pues compra 1 metro y lo que sobre lo guardamos para otra ocasión).
  2. Desarmador pequeño de estrella.
  3. Cinta aislante.
  4. Pela cables o alicates para pelar cable.

Ahora seguiremos los siguientes pasos:

  1. Sacar la fuente y quitar los RCA.
  2. Desatornilla sólo un poco un tornillo al azar (que toque el chasis de la fuente), sin sacarlo completamente, lo justo para poder enrollar un cable a su alrededor y poder apretarlo.
  3. Corta 2 trozos de cable de unos 10 cm de largo y pela uno de los extremos, ese extremo que está pelado hay que dividirlo en 2 partes como haciendo una “Y” con el cobre.
  4. Unir los 2 cables (las 2 “Y”) de manera que puedan enrrollarse firmemente alrededor del tornillo aflojado. Después aprieta ese tornillo para que quede bien fijo y no se mueva (Ojo: el cobre tiene que estar en contacto con el chasis de la fuente, ok?).
  5. Pelar el otro lado de los cables (lo puedes pelar al principio también ) y volver a hacer una “Y” pero esta vez de mayor tamaño (es decir, dejando más cobre fuera), el suficiente como para poder rodear y que sobre algo (se corta después) la circunferencia que forma la parte exterior del RCA (la parte metálica exterior, no el plástico que lo recubre). Ahora viene la parte más trabajosa, donde se requiere mayor habilidad, pero es muy sencillo. Una vez pelado el cable, rodear la parte metalica del RCA (por fuera ¡ojo!) con el hilo de cobre de 1 cable y dar vueltas en el otro extremo para que quede “más o menos firme” (se moverá, seguro), hacer lo mismo con el otro cable en el otro RCA. Hay que sujetar bien los cables, porque se escapan con facilidad de esa parte exterior metálica del RCA, es por eso que se necesita tener paciencia, porque como te puede salir a la primera, te puedes tardar más de 5 minutos en conseguirlo.
  6. Último paso: Agarra un pedazo de cinta aislante y rodea el RCA para intentar agarrar ese cable que rodea su parte metálica, rodeando por encima de ese cable y el RCA al mismo tiempo, lo más fuerte posible, aun así eso sólo le da un poco más de rigidéz, para que quede bien, poner la cinta aislante y rápidamente agarralo al conector del RCA de la fuente, y ahí ya quedará totalmente estable. Unir así los RCA cubiertos por la cinta aislante, con los RCA de la fuente.

Con estos pasos, nos libraremos definitivamente de los dichosos parásitos, puede que esto sea una “mexicanada” pero es ¡100% efectivo!




In this article

Join the Conversation