Importancia de los filtros HPF y LPF del amplificador

11239 0

Los nuevos amplificadores de Car Audio incorporan, en su panel de entradas, una serie de perillas y switches, además de sus respectivas entradas de RCA, pero, en la mayoría de la gente, incluso tratándose de instaladores, hay mucho desconocimiento sobre cómo funcionan estos filtros, y por consecuencia, no los calibran bien.

Los filtros HPF (High Pass Filter – filtro pasa altas) y LPF (Low Pass Filter – filtro pasa bajas) se incorporan a los amplificadores con el fin de mejorar el desempeño de las bocinas que tengamos conectadas a él.

crossover

¿Cómo mejoran el desempeño del sonido los filtros HPF y LPF?

Cada tipo de bocina, tweeter o woofer, responde de manera diferente a cada sonido. Cada sonido, posee características diferentes de intensidad y frecuencia. Los filtros HPF y LPF se encargan de filtrar los sonidos de manera que, a las bocinas, tweeters, medios o woofers, les llegue sólo el tipo de sonido (frecuencia) que son capaces de reproducir, sin distorsión, para un cierto nivel de intensidad sonora.

Una de las fallas comunes al momento de instalar nuevos equipos de sonido en el carro, es que, el “instalador”, coloca las bocinas nuevas con mucho descuido, en la mayoría de los casos, sin tomar en cuenta que, para un buen desempeño, deben ser instaladas cumpliendo ciertos requisitos. Lamentablemente cuando esto ocurre, no es posible hacer una correcta calibracion de los filtros high pass filter (HPF) y low pass filter (LPF).

En Resumen:
Sólo es posible conseguir el mejor sonido que las bocinas serán capaces de reproducir, cuando además de instalarse corectamente, los amplificadores sean también calibrados por personal calificado, con experiencia y además con un buen oído. También debemos decir, que tanto estos filtros, así como los controles de ganancia o volumen, también deben calibrarse adecuadamente.

Cada unidad principal o autoestéreo, posee un nivel de salida de audio diferente, dependiendo de la marca y del modelo del aparato. Por eso, es necesario que los ajustes de ganancia sean calibrados de acuerdo con lo anterior.

Esta operación, por sencilla que pudiera parecer, es crítica, pues si no se realiza correctamente, puede provocar, además de un bajo desempeño en el sonido de las bocinas, problemas como: calentamiento excesivo en el amplificador, demasiada distorsión (demasiado ruido en comparación con la música) y fallas en los aparatos, tales como woofers, bocinas o tweeter o daños en los amplificadores.




In this article

Join the Conversation