PASO A PASO: Guía para comprar tu sistema de Audio Car por primera vez

1252 0

En tu casa tienes una sistema de audio espectacular y si te das cuenta pasas más tiempo en tu auto que en tu casa. ¿Cuándo fue la última vez que escuchaste música en tu casa?

Claro, ya pensaste en esto, estas dudas suelen comenzar después de escuchar un nuevo estéreo que un amigo o vecino instaló en su auto. O cuando ese nuevo CD que sonaba muy bien en tu casa sonaba ahora suena horrendo en tu auto. Cualquiera que sea la razón, tus oídos están tratando de decirte algo. Escúchalos.

Este es un pequeño test para saber si estás listo para tomar el siguiente paso:

  1. Cuando entras a tu auto y enciendes tu autoestéreo:
  2. ¿Intentas calibrar la perilla de los agudos para hacer que el sonido de la música sea más claro?
  3. ¿Las notas de bajo suenan huecas y exageradas?
  4. Cuando conduces, ¿subes el volumen de una canción que te gusta y luego la rechazas de inmediato porque el sonido es un poco irritante?

Si estás asintiendo con tu cabeza a todas estas preguntas, entonces si, eres candidato a la actualización de tu sistema de audio car.

Ventajas de mejorar tu autoestéreo

El estéreo promedio del mercado tendrá las ventajas siguientes sobre un estéreo que viene con tu auto de fábrica:

  • Más potencia – para un sonido más limpio y una mejor respuesta de graves, que usted notará incluso a niveles de volumen más bajos.
  • Mejor recepción AM / FM – más estaciones, menos deriva, mejor estéreo de FM;
  • Controles de tono más efectivos – un estéreo de fábrica ofrece ajustes básicos de graves y agudos, ecualizadores más precisos y complejos para modificar el sonido tal cual como te gusta.
  • Más opciones de entretenimiento – la mayoría de los estéreos te permiten reproducir música desde tu teléfono o controlar un sintonizador de radio por satélite, y también ofrecen entradas auxiliares y USB para que puedas conectar un reproductor de música portátil. Un número creciente de receptores ( autoestéreos) te permite realizar llamadas y responderlas en modo manos libres utilizando la conectividad de Bluetooth®.

El sistema de fábrica de tu vehículo consta de un estéreo y algunas bocinas. En la gran mayoría de los casos, si reemplaza estos, tu música sonará mejor. Suena bastante simple.

En la mayoría de los vehículos, es un trabajo relativamente fácil. En muchos autos, el estéreo sale si lo sacamos desde la derecha con la ayuda de herramientas simples. En otros autos, puede ser que tengas que quitar una sección del tablero.

Ventajas de cambiar tus bocinas

En la mayoría de los autos, encontrarás simples bocinas de cono de papel que producen poco más de la calidad de sonido mínimo aceptable.

Incluso las bocinas separadas para frecuencias bajas y altas (woofers y tweeters) que encontrarás en muchos sistemas de sonido de fábrica “premium” son típicamente de baja calidad.

Las bocinas de fábrica suelen sonar aburridas y un poco difusas en comparación al estéreo que tienes en casa. Las notas de bajo individuales se convierten en un murmullo, mientras que los sonidos de alta frecuencia que chisporrotean en su música están enterrados. En resumen, su música pierde detalle e impacto.

En comparación, las bocinas del mercado ofrecerán:

  • Un sonido más brillante y una claridad más general, gracias a las bocinas de alta calidad.
  • Bajos más precisos (de conos de woofer hechos de materiales superiores).
  • Mejor construcción para mayor duración de las bocinas.

Para sustituir las bocinas es posible que tengas que hacer un poco de trabajo  como el de quitar los paneles de la puerta, o desenroscar una sección de el tablero.

Igual no es tan difícil quitar las bocinas de fábrica de la mayoría de los vehículos. Los arneses de cableado de las bocinas están disponibles para la mayoría de los vehículos, por lo que puedes conectar tus nuevas bocinas sin cortar los enchufes de los de fábrica. Si más adelante deseas vender tu auto, le puedes colocar nuevamente las bocinas de fábrica y listo.

Una vez que hemos tomado la decisión de empezar de forma informada, procedamos a la guía.

Guía para comprar tu sistema de Audio Car

Si has visitado un sitio web de electrónica de coche o un minorista local, sabes que hay un número asombroso de opciones por ahí. Entonces, ¿por dónde empiezas?

En primer lugar, reducir tus opciones haciéndote algunas preguntas:

¿Cuál es tu presupuesto?

No hay ninguna ley que diga que tienes que reemplazar todo el sistema de una sola vez. Muchas personas tantean reemplazando sus bocinas delanteras primero.

Es divertido ir construyendo tu sistema paso a paso, ya que se llega a escuchar la mejora sónica hecha por cada nueva pieza de equipo.

Si deseas hacerlo todo a la vez, haz el cálculo de gastar aproximadamente el 60% del presupuesto en el estéreo y 40% para las bocinas delanteras y traseras.

¿Amas tu estéreo de fábrica?

Si tu estéreo de fábrica suena debilucho como que le falta cuerpo y aún así crees que da la pelea, puedes sustituir las bocinas primero por otras más eficientes. Al hacer esto, notarás una gran mejora en la calidad del sonido y la primera gran mejoría es que ya no vas a tener que subirle tanto a tu autoestéreo, así que evitarás la distorsión en gran medida.

¿Odias tu estéreo de fábrica?

Si es así, haz una lista de todas las pequeñas cosas que te irritan de él. Es sumamente terapéutico. Te sorprenderá lo práctico que será la lista cuando empieces a comprar un nuevo estéreo.

  • Si lo que odias de tu autoestéreo es que es muy difícil de controlar, entonces busca un estéreo con un diseño simple, de esos que tienen un control rotatorio y que es una cosa hermosa.
  • Si lo que pasa es que no puedes obtener el sonido correcto, entonces busca un estéreo que ofrezca un control de tono más extenso: un ecualizador incorporado, curvas de EQ preestablecidas o un control de rango medio.
  • Si lo que no soportas es ver la pantalla de fábrica, compra un estéreo con una pantalla multicolor brillante para obtener la máxima visibilidad.

¿Sólo necesitas más bajo?


Algunos (muy pocos) sistemas que vienen de fábrica que son de vehículo de alta gama, suenan bien a modo general, solo que no ofrecen mucho a nivel de bajos. Eso no es difícil de arreglar. Puedes agregar un subwoofer a tu sistema de fábrica sin hacer ninguna modificación en tu auto. Esta es sin dudas la opción más fácil.

Un sistema subwoofer básico consta de un amplificador, un subwoofer (un altavoz de baja frecuencia generalmente entre 6-1 / 2 “y 15” de diámetro) y algún tipo de cajón. Puedes comprar los componentes por separado o comprar una unidad todo-en-uno (llamada “sub alimentado”). Los Powered subs son una gran solución si tienes un auto pequeño o un auto más grande con una cantidad limitada de espacio de carga.

¿Quieres más volumen?

Compra un amplificador por separado para alimentar tus nuevas bocinas – Es todo lo que hay que decir.

A la hora de comprar

Sé un comprador inteligente y haz muchas preguntas. Si conoces a alguien con un sistema estéreo que te encante, pide su consejo.

La apariencia de un estéreo puede ser importante, así que echa un vistazo a las diferentes marcas para ver qué aspecto te atrae. después de todo, vas a pasar años viéndolo cada vez que estés en tu auto.

Podrías pensar que estás ahorrando dinero en un nombre de marca desconocido (Yochichueno Duro), pero la construcción inferior y el sonido mediocre puede causar que lamentes esa decisión. Siempre compra una marca de buena reputación y de un distribuidor confiable que ofrezca un período de prueba y/o una garantía de satisfacción.

Luego, al entrar a este mundo del audio car uno empieza a empaparse de términos y empieza a afinar más el gusto y a personalizar más su sistema. Eso es tema para otra guía, por lo pronto: da ese primer paso, no te vas a arrepentir.

¡COMPARTE!

 




In this article

Join the Conversation